//En EE. UU. las cortes podrán revelar fotos ‘privadas’ de Facebook

En EE. UU. las cortes podrán revelar fotos ‘privadas’ de Facebook

El máximo tribunal del estado de Nueva York, EE. UU., dictaminó el martes que en algunos casos si se requiere los usuarios de Facebook deberán entregar fotos y otra información relevante para el caso, incluso si están protegidas por configuraciones de privacidad de la red social. 

En un caso de “gran controversia” sobre qué información en Facebook merece la protección de legal de la privacidad, la Jueza Principal Janet DiFiore dijo que es apropiado exigir la divulgación de materiales que están “razonablemente calculados” para contener evidencia “material y necesaria”.

La medida tuvo lugar tras una votación de 7-0, en la que el Tribunal de Apelaciones restableció el fallo de un juez de primera instancia en el que se le exige a una mujer de Manhattan que quedó en condición de discapacidad en un accidente de equitación le entregue al dueño del caballo, acusado del proceso, una serie de fotos tomadas antes y después de sus heridas.

La estadounidense Kelly Forman aseguró que se convirtió en discapacitada después de sufrir una lesión en la columna vertebral y daño cerebral (que le dificulta leer y escribir) en una caída en junio de 2011 que supuestamente fue causada por la negligencia de Mark Henkin, dueño del animal, al momento de ajustar a su caballo con un estribo defectuoso que se rompió. Para defenderse de las reclamaciones por daños de Forman, Henkin buscó acceso a su cuenta de Facebook “privada”.

En febrero de 2014, un juez de primera instancia ordenó a la mujer entregar a Henkin las fotografías previas al accidente, fotos posteriores al accidente que no mostraran desnudos o encuentros románticos y acceso a registros posteriores a accidentes de sus mensajes. Material que pretendía usar en el juicio en su defensa. 

Pero en diciembre de 2015, un tribunal estatal de apelaciones limitó la divulgación a las fotos destinadas al juicio, diciendo que el dueño del caballo no podía ir en una “expedición de pesca” para obtener pruebas.

La jueza DiFiore, este martes restableció el fallo del juez de primera instancia, diciendo que el tribunal de apelaciones erró al emplear un “umbral elevado” para divulgar los registros de las redes sociales que dependían de lo que los usuarios decidieran compartir públicamente.”Algunos materiales en una cuenta de Facebook pueden caracterizarse justamente como privados”, escribió DiFiore, “pero incluso los materiales privados pueden estar sujetos a descubrimiento si son relevantes”.

Según la jueza la solicitud de fotografías que realizó Henkin “fue razonablemente calculada para arrojar evidencia relevante a la afirmación del demandante de que ya no podía participar en las actividades que disfrutaba antes del accidente y que se había vuelto solitaria”, agregó.

El caso sienta un precedente judicial en la justicia estadounidense puesto que revive un debate sobre qué tipo de información privada está protegida y cuándo la ley puede exigir la revelación de materiales con configuración privada. 

REUTERS